viernes, 13 de septiembre de 2013

Viernes 13: ¿la desaparición de Los Caballeros Templarios?

En el anterior post os contamos las teorías relacionadas sobre el día martes 13. Os comentamos que realmente no era una leyenda, sino un mito. Estábamos ante la unión de ideas de diferentes culturas, que asociaban ambos objetos, el día martes y el número 13, con hechos acontecidos en un día como el martes,  que se unían a alguna idea relacionada con el número 13.

Antes de empezar con el relato sobre el día Viernes 13, os tengo que decir que no tiene nada que ver con la película titulada Viernes 13, del director Sean S. Cunningham, rodada en el año 1980. Lo más parecido a la verdadera leyenda, es que se habla de que Cunninghan tuviera relación con los Masones, una sociedad secreta creada después de los Templarios, y de ahí el nombre del título y que fuera estrenada el viernes 13 de junio de 1980. También se puede titular así por el número de muertes que aparece en pantalla…cada cual que elija la teoría que más le guste.

Pero la realidad nos dice que el Viernes 13 sí tiene sentido, o al menos puede tenerlo, y puede ser creíble. El viernes 13 es considerado día de la mala suerte en la cultura anglosajona.

LA VERDAD SOBRE EL VIERNES 13


Eran buenos tiempos para La Orden de los Pobres Caballeros de Cristo y del Templo de Salomón, más conocido como los Caballeros Templarios, fundada en 1118 o 1119, y aprobada por la Iglesia Católica en 1129. Deben su éxito a las cruzadas, en donde se encontraban los mejores hombres entrenados para la batalla, mientras que los no combatientes se dedicaban a crear una compleja estructura económica dentro del mundo cristiano, llegando incluso a crear nuevas técnicas financieras que terminaron en una forma primitiva de lo que es hoy en día un banco. Pero con la desaparición de los diferentes apoyos de la orden, debido a la pérdida y posterior expulsión de la Tierra Santa, y unido a la pérdida en septiembre de 1302 de Arwad, última posesión de los templarios en Tierra Santa, comenzó su declive.

Es aquí donde nos hallamos en la fecha señalada.

En estos tiempos los Caballeros Templarios poseían una gran fortuna, eran los principales prestamistas y acreedores en muchas regiones de Europa, en especial en Francia. Fueron los rumores generados en torno a una secreta ceremonia de iniciación de los templarios los que empezaron a generar una gran desconfianza en la gente, y sobre todo en Felipe IV de Francia, el cual además parecía ser uno de los deudores de los Templarios.

Pero nadie podrá saber si fueron estos motivos económicos los que llevaron a Felipe IV a presionar al Papa Clemente V, para que tomara medidas contra los Templarios, o si fueron sus motivos religiosos, debido a que se decía que los Templarios custodiaban y protegían secretos íntimos de la Iglesia, tales como por ejemplo, el Santo Grial.

Tal es así, que el viernes 13 de octubre de 1307, El Rey Felipe IV ordenó capturar a los Templarios. Una vez logró capturar a un gran número de Caballeros Templarios, se presentó con ellos ante la Santa Inquisición para que fueran juzgados por sodomía, herejía y por orinar y escupir en la cruz, entre otros diversos cargos católicos.

Finalmente, los Caballeros Templarios tras ser torturas para confesar, fueron condenados por el Papa Clemente V (a quienes muchos culpan de no haber llevado un proceso justo) a la hoguera.

Debido a la trascendencia de los Caballeros Templarios, la sensación que produjo este relato, fue el de señalar el Viernes 13 no como una fecha de un evento histórico, sino como un símbolo del terror y mala fortuna.

Este es el hecho por el cual se asocia el viernes 13 a la mala suerte. Porque los templarios no se disolvieron en dicha fecha, pocos fueron los que lograron escapar llevándose con ellos muchos de los secretos de la orden, hasta hoy nos desvelados, así como el tesoro del Temple. Pero esa historia ya os la contaremos en otro momento, ya que creo que los Caballeros Templarios merecen su propio post.

CONCLUSIÓN 


Como ya os he comentado al principio, y vosotros mismos habéis podido comprobar con lo aquí expuesto, podemos decir que sí que le podemos dar credibilidad al Viernes 13.Aquí sí hay un hecho histórico que ocurre en una fecha señalada. Hay datos históricos. Tenemos un evento que sigue causando polémica con el paso de los años por las circunstancias ocultas que le rodean, y sigue influyendo terror en la gente de la cultura anglosajona. Lejos queda ya esa simple unión de ideas y conceptos sobre el martes y el número 13.

Yo ya lo tengo claro, y sé a cuál de los dos días temer más…pero y tú…¿aún temes algo en el martes 13?...

1 comentario:

  1. Yo nací un viernes 13 y e de deciros que no da mala suerte gente. Nos os creais estas mierdecillas, puede que pasase eso de los templarios pero no tiene q ver con un viernes 13

    ResponderEliminar